El hechizo Aqua Volatem permite mover una gigantesca bola de agua por los aires, te sonará de haberla visto en el épico combate que hubo entre Voldelmort y Dumbledore. No es un hechizo nada sencillo, se necesita tener gran concentración, enorme pulso y sobre todo un enorme poder.

Pero… ¿A qué viene todo esto? Viene a que un joven de 21 años (Alfredo) ha sido ingresado con quemaduras leves después de que se le incendiase un sofá y tratase de apagarlo con este hechizo.

“Me estaba fumando un buen porro y no se como pero prendí fuego a mi sofá y pues como soy mago decidí usar la magia para apagarlo con el hechizo de Aqua Volatem, pero no salía agua, ni una gota, y supuse que algo estaba haciendo mal, pero el incendio avanzaba y al tratar de apagarlo de una forma muggle me queme”

Por lo visto el joven está más que angustiado al descubrir que no es tan poderoso como se pensaba y se ha planteado seriamente el implantar un sistema de extintores muggles en su hogar por si vuelve a fallar mi magia.

“ Las clases de bombero mágico me las perdí y pues en ese campo de la magia ando algo perdido, por lo que trataré de usar medios muggles para que esto no me vuelva a pasar”