La capa de invisibilidad era una de las reliquias de la muerte y todos sabemos su utilidad en el mundo mágico, un elemento imprescindible para los merodeadores y también para Harry Potter, el cual le saco un uso muy efectivo.

Hoy os venimos a hablar de un potterhead, aparentemente mago, al menos eso creía que él era, su nombre es Brayan y es de México, la ciudad no ha querido revelarla, como si alguien le importase que fuese de Ciudad de México.

Bien, la historia es la siguiente: Este joven de 17 años tuvo la enorme suerte de visitar los estudios de Londres de Harry Potter y ahí compro muchas cosas relacionadas con Harry Potter, una de ellas fue la capa de invisibilidad.

Lo tuvo claro, lleva 7 meses con su pareja, apenas tienen intimidad y sus padres no les pagan un motel, y el tenía una capa de invisibilidad en sus manos, por lo que tuvo claro lo que tenía que hacer.

Decidió como sorpresa visitar a su novia, en su casa, subiendo por la pared, este potterhead estaba convencido de que con la capa de invisibilidad podría mantener relaciones sexuales sin problema alguno y sobre todo sin temor a que le viese el padre de su novia.

Dicho y hecho, una vez logró entrar, este joven, que cabe destacar es de la casa Hufflepuff, se desnudo junto a su novia y ambos se cubrieron con la capa de invisibilidad, comenzaron a hacer ruidos, y el padre se percató de ello.

Mientras el padre se acercaba, el joven Brayan le dijo a su novia:

Ven a la pared, sigamos contra la pared, no nos verá, corre antes de que vea como esta la cama.

Al entrar el padre vio como un desconocido con una capa gris estaba desnudo mientras su hija estaba de espaldas con el culo en posición.

Al ver semejante panorama, este padre agarro a golpes al joven Brayan y este tuvo que irse como pudo desnudo hasta su casa, al parecer no le funciono muy bien la capa de invisibilidad.

Si te ha gustado esta noticia no te olvides de compartir, recuerda que somos un grupo de magos y brujas como tú,por lo que si tienes alguna historia mágica que contarnos, adelante, mandanoslo a: elprofeta@magiayhechiceria.com