Saltar al contenido
Magia&hechiceria

Maldición asesina

La maldición asesina dentro del mundo mágico no tiene ese nombre fruto de una simple casualidad. Su existencia es antigua, muy antigua… era la edad media cuando se inventó.

Podría decirse que es el hechizo más temeroso del mundo mágico, aquel que cuando se escucha sus palabras para invocarlo no hay nadie que pueda escapar de él, solo uno lo ha hecho, y ambos sabemos que fue Harry Potter.

La maldición asesina como diabólica perfección.

Dentro de su horror se esconde una perfección, la perfección de generar el crimen perfecto con un simple movimiento de varita.

No existe plegaria para redimirlo, no existe milagro, ni aunque recurras a cualquier Virgen o Santo, por más que vayas a esta web no tendrás la oportunidad de poder escapar de tal maldición, excepto…

Excepto una forma. Ni Santa Muerte, ni oraciones, ni hechizos defensivos, ni milagros… La única forma de escapar de esta maldición es tan cruel como la propia maldición.

Y es con un sacrificio, es decir… la única forma que tienes de sobrevivir a la maldición más eficaz del mundo mágico es con el amor de aquella persona que sacrifique su vida para que así tú te puedas salvar.

Efectivamente, así es como Harry Potter se salvó y así es como Voldelmort perdió con un simple niño. ¿El sacrificio? Lilly y James.

Su perfección como maldición viene dada de su efectividad, cuando un mago tenebroso o una bruja tenebrosa quiere dañar, la única que te garantiza un 100% de daño es esta, no existe forma de no recibir el daño.

Además a eso hay que sumar una última cosa: A términos criminologicos esta maldición es capaz te quitar toda razón a cualquier teoría criminologica, ya que esta maldición si puede hacer el crimen perfecto, obviamente hablamos dentro del mundo mágico, donde el criminologo era el Auror.