Máscaras de Mortífagos.

Como bien sabes los mortífagos son esos magos y brujas fieles y leales al Señor Oscuro, al margen de que los mismos se consideraban como amigos del propio Voldelmort, la cuestión era bien diferente, y es que detrás de aquellas máscaras de Mortífagos se escondía de todo, menos amistad.

De echo, Voldelmort solo tenía confianza en un único ser y ese era su propia serpiente, obviamente hablamos de Nagini, el resto de mortífagos eran otra cosa, muy diferente a la que ellos mismos pensaban ser.

¿Qué eran aquellos Mortífagos que se escondían detrás de esas máscaras?

máscaras de mortífagos

Simple y llanamente eran siervos, simples siervos. Soldados de un general, soldados que a todo decían si, sin reparo, por miedo, por admiración, pero eran eso, simples siervos.

El Señor Oscuro, como buen amo pidió a sus discípulos lealtad en toda su amplitud, de ahí viene la Marca Tenebrosa que llevan tatuada en sus brazos, obviamente tiene también una función mágica, la cual es convocar a sus soldados.

Las misiones de los mortífagos fueron varias, entre ellas destacamos:

  • Lograr el poder del Ministerio de Magia
  • Derrotar y aniquilar a la Orden del Fénix
  • Exterminar a sangres sucias
  • Imponer su ideología racial mágica.
  • Enfrentarse a todos aquellos que no apoyen a Lord Voldelmort.

Ser parte de los mortífagos es mucho más que llevar una máscara o un tatuaje, es ofrecer una lealtad sin precedentes, hasta tu propia muerte.

Sobre la Marca Tenebrosa

Esta famosa marca es el sello identidad de los mortífagos, es su; “Hey estoy aquí, soy un jodido Mortífago y te voy a matar”, bueno… algo así.

Dicha marca es un conjuro que solo se puede generar con una varita mágica, el conjuro es lanzado al cielo y como si de un fuego artificial se tratase ahí aparece.

Según Hermione Granger, esta marca aparece en el estudio «Ascenso y caída de las artes tenebrosas» que se aboca a los casos de alzamiento de magos oscuros.

El símbolo consiste en una calavera de la cual emana una serpiente formando un nudo:

«Durante una fracción de segundo, Harry creyó que aquello era otra formación de leprechauns. Luego comprendió que se trataba de una calavera de tamaño colosal, compuesta de lo que parecían ser estrellas de color esmeralda y con una lengua en forma de serpiente que le salía de la boca. Mientras miraban, la imagen se alzaba más y más, resplandeciendo en una bruma de humo verdoso, estampada en el cielo negro como si se tratara de una nueva constelación.»

Cuando Voldelmort regresó de la sombra, la marca de cada Mórtifago comenzaba a cambiar de color y a moverse, como si la marca estuviese viva.

El mago o la bruja tenebroso, si quería podía invocar de forma inmediata a todas sus fuerzas.

Comparte =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba