Relicario de Salazar Slytherin

El relicario de Salazar Slytherin era una reliquia familiar, era una joya de oro con una S que llevaba piedras de color verde, el color de la casa Slytherin.

Luego del fallecimiento de Salazar paso a manos de los Gaunt, por ello Marvolo Gaunt apreciaba y cuidaba tanto de esta joya, puesto que para el representaba la sangre pura. Luego de que Marvolo y su hijo Morfin fueran enviados a prisión Merope su hija lo cogió y lo vendió por diez galeones.

Ella no tenía idea del valor y precio de dicha reliquia.

Luego la joya fue comprada por una bruja bastante adinerada a la cual le gustaba obtener objetos valiosos y raros. Tiempo después, exactamente siglo XX la bruja se lo mostro a Tom Riddle que era un trabajador de la tienda donde lo adquirió.

Ella lo invitó a su casa para mostrarle sus pertenencias, Tom se había ganado su confianza con sus artimañas y fue así como le mostro la Copa de Helga Hufflepuff y el Relicario de Salazar Slytherin.

Días después de este encuentro la mujer fue encontrada muerta y sin el relicario, Tom la había asesinado y además habría implantado recuerdos falsos en la memoria de su elfo doméstico para que confesará que era quien la había asesinado.

La misma trampa que utilizo con su tío Morfin, para convertirlo en su próximo horrocrux Tom asesino a un vagabundo muggle.

Luego se encargó de esconderlo en una cueva a orillas del mar donde en su pasado habría torturado a dos niños compañeros de orfanato. El objeto fue encontrado por un desertor mortífago llamado Regulus Black que pretendía destruirlo con ayuda de su elfo doméstico, pero les fue imposible.

Índice

    Historia del Relicario de Salazar Slytherin

    Esta preciada joya fue una creación propia de otro de los fundadores de Hogwarts, nada más y nada menos que de Salazar Slytherin.

    El relicario era de suma importancia para él y su linaje, tanto que le encantó para que solo pudiera abrirse a aquellos que pudieran hablar en pársel, como solía hacerlo él.

    Slytherin se llevó con el su relicario cuando tuvo que abandonar Hogwarts por desacuerdos en sus métodos de enseñanza.

    Cuando Salazar falleció el relicario paso a manos de sus descendientes, en este caso Marvolo Gaunt, este relicario en realidad era una de las dos joyas pertenecientes al linaje familiar, el otro era el anillo de Sorvolo Gaunt.

    Marvolo que solía ser sumamente cruel con su hija Merope le había permitido llevar el relicario en su cuello, cuando Marvolo y su hijo Morfin fueron llevados a la cárcel por haber atacado de manera violenta a un muggle y también a un funcionario del Ministerio de magia, Merope se fugó de casa en posesión del relicario.

    Había huido a Londres en compañía de Tom Riddle Snr, por lo que Albus Dumbledore sospecho que Merope habría utilizado una poción de amor para llevarlo con ella.

    Tiempo después de haberse ido con su amado Merope quedó embarazada y tomo la decisión de dejar de darle la poción a su Tom, esto con la gran esperanza de que él la quisiera de manera libre o que por lo menos quisiese a su hijo.

    Merope se equivocó y cuando Tom hubo recuperado su conciencia se fugó, dejándola absolutamente sola, él volvió a casa con sus padres en Little Hangleton.

    Al verse sola y embarazada no tuvo de otra que vender el único objeto de valor que poseía, el cual era su relicario familiar.

    Ella no sabía del valor de dicho relicario o quizás ni le importaba y acepto diez galeones por él, una cantidad muy por debajo de su valor real.

    En el año 1926 a víspera de un nuevo año, Merope llego a un orfanato donde terminó dando a luz a su hijo, al cual llamaría Tom Riddle Marvolo en honor al padre de su hijo, ella murió después dejando al niño huérfano.

    Transformación en horrocrux

    Tiempo después de graduarse en Hogwarts Tom rechazó muchísimas ofertas de trabajo prestigiosas, a cambios quiso trabajar en Borgin and Burkes, una tienda de artefactos mágicos que lo mantenía cerca de artefactos oscuros y tenebrosos.

    relicario de Salazar Slytherin

    Fue en este trabajo donde conoció a Hepzibah Smith, era una clienta recurrente de la tienda a la cual le gustaba comprar objetos poco comunes, ella tenía en su poder la copa de Helga Hufflepuff y el relicario de Salazar Slytherin.

    Tom con su experiencia en engaños y manipulación se ganó el afecto de la mujer hasta el punto de invitarlo a casa y enseñarle todas sus pertenencias más preciadas.

    Ella le comentó a Tom que los objetos además de únicos tendrían poderes especiales, aunque ella no los había puesto en marcha, le dijo que la copa era una herencia muy importante.

    Y que el relicario se lo había comprado a un tipo que vendía cosas raras llamados Caractus Burke, le había pagado muchísimo dinero, aunque el hombre le confesó que él lo compro por una cantidad absurda a una mujer de aspecto andrajoso.

    Estaba claro que se refería a Merope Gaunt, en ese momento Riddle ya tenía conocimiento de su pasado así que sabía muy bien quien era esa mujer a la cual describían, era su madre.

    Después de escuchar esto, Riddle creyó con más codicia que ese relicario le pertenecía únicamente a él.

    Así que días después Hepzibah fue encontrada muerta en su casa, su elfo doméstico aseguraba haberla matado accidentalmente, dijo que en lugar de ponerle azúcar a la taza le había puesto veneno, estaba claro que Tom había utilizado la misma artimaña de implantar recuerdos falsos.

    Ocultamiento del relicario de Salazar Slytherin

    collar de slytherin

    Mucho tiempo después cuando Tom Marvolo Riddle pasó a llamarse Lord Voldemort, tenía a su mando a motífagos brujos que le servían y creían en él, hasta que uno de ellos deserto, era Regulus Black.

    Regulus conocía la existencia del relicario como horrocrux y con ayuda de su elfo fue a por el objeto para destruirlo, tenía tantos hechizos que decidió cambiarlo por una réplica y envió al elfo Kreacher a casa para que él lo destruyera, ya que Regulus iba a morir.

    Kreacher volvió a la casa Black y tras innumerables intentos por destruirlos se dio por vencido y lo mantuvo en una vitrina en casa.

    En el año 1995 la casa Black se volvió sede de la Orden del Fénix, cuando se instalaron hubo una limpieza y sacaron a tirar muchas pertenencias entre ellos el relicario, Kreacher lo salvó y lo mantuvo en un armario en su habitación.

    Tiempo después cuando Sirius Black falleció, uno de los miembros de la Orden, Mundungus Fletcher robó todas las pertenencias de la casa para venderlas, entre ellas el relicario.

    En el callejón Diagon ofreció su mercancía y fue pillado por Dolores Umbridge, quedó admirada con el relicario y lo amenazó, asegurando que si le dejaba el relicario no lo iba a castigar.

    Tiempo después Albus y Harry emprendieron la búsqueda de los horrocruxes llegando a saber la cueva donde lo había ocultado Voldemort.

    Fueron a la cueva y aunque lograron pasar todos los encantamientos Dumbledore quedó bastante débil, cogieron el relicario y al volver a Hogwarts vieron la marca tenebrosa encima de la escuela.

    Albus al volver al colegio fue despojado de su varita por Draco Malfoy y luego asesinado por Severus Snape, Harry recupero el relicario, pero se dio cuenta de que era falso.

    Con el tiempo se dieron cuenta de que el relicario estaba en manos de la malvada Dolores Umbridge y con ayuda de la poción multijugos entraron en el Ministerio de Magia para robarlo.

    Destrucción del relicario

    Después de obtener el relicario Ron, Hermione y Harry tuvieron que deambular por bosques alejados, se escondían porque los querían capturar.

    Así que se turnaban para llevar el relicario puesto que les sacaba sus peores miedos y desgastaba su salud física y mental.

    Ron siempre ha tendido a ser el más débil así que el relicario lo afecto mucho, al punto de marcharse y dejar solos a Harry y Hermione.

    Ambos se turnaban para vigilar el campamento que habían montado, hasta que una noche cuando la guardia le tocaba a Harry vio una luz brillante a la distancia, era un Patronus, el Ciervo de Snape.

    Recordemos que Harry no sabía que Snape tenía el mismo Patronus de su madre, así que él creía que era su madre quien aparecía de repente para guiarlo.

    Harry siguió la luz hasta llegar a un lago completamente congelado y visualizo la espada de Godric Gryffindor en las profundidades del lago, aunque intento alcanzarla pronto se dio cuenta de que debía sumergirse dentro del lago.

    Así que tomó la decisión de hacerlo y una vez preparado entro al lago el cual estaba extremadamente frío, Harry alcanzo la espada, pero el relicario intento estrangularlo sin dejarlo salir del agua, a punto de morir Harry, Ron apareció y lo rescato.

    Harry creyó que era Ron quien debía destruir el relicario puesto que era quien más habría salido afectado de la situación.

    Abrieron el relicario y este comenzó a manipular a Ron con imágenes donde Harry y Hermione se burlaban de él y hasta llegaban a besarse. Muerto de celos y rabia Ron por fin consiguió destruir el relicario.

    Subir