Alejandro es un potterhead de 29 años de la Old School, su historia comienza por su enorme pasión hacia el mundo mágico y precisamente ese amor potterhead es lo que le ha traído una soledad que por otro lado no parece preocuparle mucho.

Este potterhead peruano lleva desde que salió el primer libro de la saga totalmente enamorado de la misma, no te exagero al decirte que cada fin de semana ve esta saga al completo.

Eso se ha multiplicado con la cuarentena ya que ahora ve esta saga durante 18 horas al día lo que ha provocado que se quede sin amigos.

Eso ha hecho que se quede sin amigos, “ Le valoramos mucho, pero cada fin de semana propone lo mismo y es ver Harry Potter, después de 15 años viendo tantas veces esta saga, ya estamos cansados, a veces hasta nos obligaba a vestirnos de magos y brujas y a mi siempre me tocaba disfrazarme de Hagrid, nos apetece hacer más cosas” Dijo Willy, el que era su mejor amigo.

“Ahora con la cuarentena ni nos habla, estamos muy preocupados, no entiendo como puede pasar la vida viendo Harry Potter”

Y es que al parecer Alejandro tiene para lo que muchos es una adicción, la adicción mágica que es como lo llaman los profesionales de la salud mental mágica.

“ En la vida solo me gusta Harry Potter y mis gatos, si mis amigos no aceptan que mi tiempo libre lo voy a emplear solo para Harry Potter, es su problema, yo voy a seguir viendo a Harry, soy como él, un incomprendido y abandonado, además… Son unos exagerados, no todos los fines de semana veo Harry Potter, ya que otros veo Animales Fantásticos y otros me voy a reuniones de rol con otros potterheads”