Se tatúa la cicatriz de Harry Potter y ahora se arrepiente ya que prefiere ser mortífaga

Kari es una joven potterhead de 18 años la cual tenía muy claro lo que iba a hacer una vez cumpliese 18 años.

¿Una fiesta? ¡No!

¡Quería celebrar su mayoría de edad haciéndose un tatuaje! Pero no uno cualquiera, no… ¡Es potterhead! Y se tatuó la cicatriz de Harry Potter en la frente, además no lo hizo de una forma convencional, ¿Qué esperas? ¡Dijimos que es potterhead!

Su tatuaje se lo hizo con la técnica de escarificacion, es decir… se lo hicieron con un bisturí.

Hasta aquí todo puede parecer normal, la cuestión es que la joven ha tardado concretamente 7 días en arrepentirse de su tatuaje.

“ Siempre he sido potterhead y amo esta saga, por eso me hice mi tatuaje, no obstante he hecho numerosos tests y todos me han dicho que soy de Slytherin y que mi profesión es de mortífaga, ahora tengo que tatuarme la marca tenebrosa pero pues no es compatible con la put* cicatriz, los mortífagos me han llamado para sus filas y no me puedo presentar con este put* rayo que llevo en la frente”

Al parecer la joven potterhead tiene muy claro que su lado está en el oscuro y casualmente se ha enterado a los días de hacerse este tatuaje el cual lo va a tener que llevar toda su vida.

“ Creo que cuando el próximo señor tenebroso o señora tenebrosa aparezca, le diré que Harry Potter trato de meterme un Avada y se me quedo esta pinche cicatriz”

¿Y si compartes? 😀
error0
Tweet 20
fb-share-icon20