Saltar al contenido

Erklings

Cuando observas la fauna de los Animales Fantásticos de J.K. Rowling, te puedes encontrar con todo tipo de criaturas, desde las más imponentes y poderosas como un Occamy, hasta los más tiernos e interesantes como un Demiguise. Pero, también existen algunos que no son ni tiernos, y tampoco grandes e imponentes, más bien son pequeños que pueden resultar realmente detestables. Uno de estos son los erklings.

¿Qué son los Erklings?

Tienen este rostro puntiagudo que va acorde con su personalidad maléfica y detestable.

Los erklings, son seres originarios de la Selva Negra alemana con un aspecto similar a los elfos con piel color verde como camuflaje entre las plantas de la selva, y con ojos color amarillo chillón.

erkling

Son un de una altura promedio de 90 centímetros, así que son más grande que un gnomo. Estas pequeñas criaturas pueden disparar dardos para defenderse y cazar a sus presas.

Lo que más le gusta comer a los Erklings, son niños humanos. Usualmente utilizan su alegre voz y agudo hablar para atraer a los niños y alejarlos de sus padres o tutores, y así poder saciar su apetito voraz.

Un dato resaltante, es que el Ministerio de Magia alemán, ha logrado por medio de sus esfuerzos por crear severos controles, reducir de manera importante los asesinatos en manos de estos seres del bosque.

El ultimo ataque registrado, fue en contra de un niño de 6 años llamado Bruno Schmidt, el cual culminó con la muerte del erkling, cuando Bruno logró golpear con gran fuerza la cabeza de la criatura con el caldero plegable de su padre.

Ataque a Harry

En el periodo escolar 1994-1995, unos erklings atacaron a Harry Potter y a sus amigos, Ron Weasly y Hemione Granger, como parte del reto de defensa contra las artes negras de Bartemius Crouch Jr. Los tres jóvenes magos lograron defenderse con éxito de estas molestas criaturas.