¿Por qué Dobby ayudó a Harry Potter?

No te pierdas estos tests

El universo de Harry Potter se ha catapultado al éxito, en gran medida debido a su enfoque en los lazos de amistad y familia, resaltando lo esencial que es preservar estas conexiones.

No te pierdas: Lista completa de todos los personajes de Harry Potter

Fuera del grupo principal de amigos, Dobby, el elfo doméstico, encarnó este valor como ninguno otro. Al cruzarse con Harry Potter, intuyó de inmediato que jugaría un papel clave en la vida del joven mago.

Aunque su vínculo fue determinante para la trama y se intensificó en la narrativa escrita, el enigma persiste en torno al interés inicial de Dobby por asistir a Harry.

El «Superviviente» se topó con Dobby durante su estancia en casa de los Dursley, en «Harry Potter y la Cámara Secreta». A pesar de volver a la monotonía de Privet Drive, Harry nunca cesó de extrañar su vida en Hogwarts, rodeado de amigos y sumergido en el aprendizaje de la magia.

En medio de esa nostalgia, Dobby irrumpió en su realidad, materializándose en su habitación. Al principio, Harry se encontró desconcertado ante su presencia, pero rápidamente, el elfo se adelantó a aclarar sus motivos para desalentar el retorno de Harry a Hogwarts.

Dobby tuvo conocimiento de los planes de Lucius Malfoy

Dobby tuvo conocimiento de los planes de Lucius Malfoy
¿Por qué Dobby ayudó a Harry Potter? 3

Dobby tenía acceso a los secretos más guardados de la familia Malfoy, en su rol de elfo doméstico. Era testigo de conversaciones y posiblemente tenía acceso a documentos cruciales sobre los asuntos de Lucius, escuchando, muy probablemente, planes relacionados con Voldemort a través de éste.

Dada la indiferencia hacia los elfos domésticos por parte de esta familia, Dobby se mantenía prácticamente invisible. Sin embargo, se enteró de los planes de Lucius de reabrir la Cámara de los Secretos, siguiendo las órdenes de Lord Voldemort, lo que podría desencadenar una tragedia en Hogwarts.

Consciente del regreso de Harry a la escuela, Dobby se propuso proteger a quien consideraba su persona más preciada, intentando hacer que Harry se sintiera rechazado por sus amigos y, en última instancia, desanimado de volver.

Harry se había convertido en una figura mítica dentro del Mundo Mágico, al haber derrotado a Lord Voldemort siendo apenas un bebé. Este acto infundió esperanza a los elfos domésticos, cuya situación había sido especialmente precaria bajo el dominio de Voldemort.

Con la derrota de Voldemort, y su consecuente ocultamiento, la situación de estos seres mejoró significativamente. Por ello, Dobby sentía una profunda gratitud hacia Harry, pese a que este último era demasiado joven para recordar su hazaña.

Motivado por este sentimiento, Dobby se empeñó en proteger a Harry, incluso si ello implicaba sacrificar su educación en Hogwarts por un tiempo. Aunque las acciones de Dobby parecían severas e incluso peligrosas, Harry llegó a comprender que emanaban de un profundo cariño y devoción.

Los esfuerzos de Dobby por evitar que Harry asistiera a Hogwarts, y más tarde por hacer que abandonara la escuela prematuramente, sumergieron a Harry en situaciones complicadas y amenazantes.

Harry vivió un verano de tristeza, creyendo haber perdido el contacto con sus amigos, sin saber que Dobby retenía sus cartas. Posteriormente, Dobby empleó su magia para impedir el acceso de Harry a la Plataforma 9 3/4, lo que llevó a Harry y Ron a aventurarse en el coche volador de los Weasley para llegar a Hogwarts.

Además, Dobby conjuró un hechizo sobre una bludger durante un partido de Quidditch, causando que Harry sufriera un grave accidente. Estos actos, parte de la estrategia de Dobby para proteger a Harry de los planes de Lucius de activar la Cámara de los Secretos, causaron inicialmente molestia en Harry, quien, sin embargo, acabó por entender y valorar las verdaderas intenciones de Dobby.

Dobby dio su vida con orgullo para salvar a su amigo

Dobby dio su vida con orgullo para salvar a su amigo
¿Por qué Dobby ayudó a Harry Potter? 4

Desde su inicial encuentro en la Cámara de los Secretos, la relación entre Harry y Dobby evolucionó hasta convertirse en una profunda amistad, culminando con Harry liberando a Dobby del yugo de los Malfoy.

En un giro del destino, Dobby corresponde este acto salvando a Harry de los Malfoy y sus secuaces en «Harry Potter y las Reliquias de la Muerte». Capturados y confinados en la Mansión Malfoy, donde un encantamiento les impide huir mediante desaparición, la habilidad única de Dobby para trasladarse dentro de la mansión —probablemente subestimada por Voldemort— se convierte en su salvación.

Dobby no solo facilita la fuga del Trío Dorado sino también la de otros cautivos de los Mortífagos. Desafortunadamente, esta valiente acción le cuesta la vida, un hecho que aún hoy conmueve profundamente a los seguidores de la saga.

En un gesto de profundo respeto y agradecimiento, Harry sepulta a Dobby sin recurrir a la magia en Shell Cottage, hogar de Bill y Fleur. El noble sacrificio de Dobby se erige como uno de los momentos más emotivos de Harry Potter, reflejando su inquebrantable lealtad hacia Harry hasta el último suspiro.

La supervivencia de Harry frente al ataque de Voldemort, siendo apenas un infante, y su inadvertida posición como emblema de la resistencia contra el oscuro mago, insuflaron esperanza en el universo mágico, incluidos los elfos domésticos.

Dobby se distingue como un auténtico héroe, singular entre los aliados de Harry, ya que su fidelidad no nace de un vínculo personal previo con él. La mera conciencia de que Harry fue clave en la derrota de Voldemort motivó a Dobby a rebelarse contra los Malfoy y jurar lealtad a Harry.

Desafiando las expectativas de los elfos domésticos al alertar a Harry sobre los peligros en Hogwarts, Dobby soportaba castigos autoinfligidos por tales transgresiones. Sin embargo, dispuesto a enfrentar cualquier riesgo por Harry, «el Niño que Vivió», Dobby procedió con determinación.

El trato de Harry hacia Dobby, marcado por el respeto y la igualdad, era algo inédito para el elfo, fortaleciendo aún más su devoción. Las acciones de Harry hacia Dobby no solo cementaron una amistad inquebrantable sino que también inspiraron en el elfo una gratitud y lealtad eternas.

¡Comparte si no eres muggle!