Descúbre que travesura harías en Hogwarts

Desde el mismo momento en que el Expreso de Hogwarts arranca de la estación King’s Cross, cada estudiante sabe que la majestuosa escuela de magia y hechicería está llena de secretos, misterios y, por supuesto, travesuras. Si alguna vez te has preguntado, «¿Descubre qué travesura harías en Hogwarts si tuvieras la oportunidad?», estás en el lugar correcto. ¿Serías el bromista del año o tal vez el protector secreto de algún rincón mágico de la escuela?

Cuando Fred y George Weasley entregaron el Mapa del Merodeador a Harry, nos mostraron que las travesuras son una parte esencial de la vida en Hogwarts. Y aunque no todos tenemos un mapa mágico a mano, cada uno de nosotros guarda un pequeño merodeador en su interior, listo para hacer alguna travesura. Pero antes de adentrarnos en los rincones más traviesos de la escuela, ha llegado el momento de descubrir el resultado de tu test.

Descúbre que travesura harías en Hogwarts

¡El Merodeador en Ti!

Cuando pensamos en Hogwarts, a menudo evocamos imágenes de lecciones mágicas, banquetes en el Gran Comedor y partidos emocionantes de Quidditch. Sin embargo, para muchos de nosotros, las verdaderas historias que definen nuestra experiencia potterhead son las travesuras y aventuras que se desarrollan entre las paredes de ese castillo mágico.

No importa la casa a la que pertenezcas, ya sea Gryffindor, Slytherin, Ravenclaw o Hufflepuff, todos hemos soñado con ser la persona detrás de alguna travesura inolvidable en Hogwarts.

Algunos quizá hayan imaginado lanzar Dungbombs en el pasillo, mientras otros preferirían encantar objetos para que floten y sorprender a los transeúntes. Y no olvidemos a aquellos que soñarían con organizar bailes secretos en la sala común o descubrir y compartir secretos ocultos de la escuela.

Pero ser un merodeador no significa únicamente causar alboroto. Las travesuras en Hogwarts a menudo vienen con lecciones importantes. Fred y George, por ejemplo, nos enseñaron el valor de la risa en tiempos oscuros y cómo las bromas pueden ser un acto de resistencia. Peeves, el poltergeist, aunque irritante, es un recordatorio constante de que la magia es impredecible y que debe ser tratada con respeto (¡y a veces con una buena dosis de humor!).

Por otro lado, estar en la escuela de magia más famosa del mundo significa que cada travesura puede tener consecuencias mágicas inesperadas. Desde encontrar un objeto encantado hasta despertar a un retrato dormido, las posibilidades son infinitas.

Y si bien es cierto que algunos profesores (¡hola, profesora McGonagall!) podrían no estar tan entusiasmados con nuestras payasadas, siempre es importante recordar el consejo de Dumbledore: «Es importante luchar, y luchar de nuevo, y seguir luchando, porque sólo entonces puede mantenerse alejado el mal, aunque nunca se quite por completo».

Así que, potterhead, ¿estás listo para abrazar al merodeador que llevas dentro? Sea cual sea la travesura que harías en Hogwarts, recuerda siempre hacerlo con valentía, ingenio y, sobre todo, un toque mágico. ¡Después de todo, es lo que haría un verdadero estudiante de Hogwarts!

Muggle quien no haga estos tests relacionados

6