Saltar al contenido

Tarta de melaza con Mantequilla

Hubo un tiempo en el que la mayoría del mundo no conocía la gloria de la tarta de melaza, hasta que llegó la saga literaria de Harry Potter. No hay que culparlos, es una receta tradicional de Reino Unido y es normal que no saliese al exterior. Afortunadamente existe internet, existe Harry Potter y existe magiayhechiceria.

Esta tarta es el postre favorito de Harry Potter y cuando la pruebes entenderás por que era el favorito. ¡Está increíblemente buena!

Ingredientes para hacer la tarta de melaza

Postre favorito de Harry Potter

Esta tarta británica es un postre muy típico en el país inglés, además se hace con ingredientes muy fáciles de conseguir y no es necesario ser un extraordinario cocinero. ¡Mira!

Base de la tarta

  • 150 g de harina común
  • 75 gr de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 3-4 cucharadas de agua fría

Interior de la tarta de melaza

  • 25 g de mantequilla
  • Ralladura y jugo de un limón entero
  • ⅔ taza + 1 340 g de Sirope Dorado
  • 1 cucharadita de romero finamente picado
  • 1 + ¼ tazas de pan rallado fresco (integral o blanco) (aquí no hay medida de peso porque el peso de los diferentes panes varía. El volumen es clave)
  • 70 g de harina de almendras
  • 1 huevo

¿Cómo hacer el postre favorito de Harry Potter?

Tarta de melaza
  1. Precaliente el horno a 180º y engrase un molde para tarta.
  2. Para hacer la base, mezcla la mantequilla con la harina. Una vez que la mantequilla y la harina se vean como migas arenosas, tendrás que poner gradualmente la suficiente agua helada para juntar la mezcla en una masa suave.
  3. Presione la masa uniformemente en la base de su fuente para hornear y colóquela en el horno durante 30 minutos o hasta que esté ligeramente dorada y bien hecha.
  4. Mientras se cocina la base, haz el relleno colocando la mantequilla en una cacerola mediana (una que sea lo suficientemente grande para contener todos los ingredientes del relleno).
  5. Calienta la mantequilla a fuego lento, hasta que haga espuma y empiece a dorarse.
  6. Pon rápidamente el jugo de limón a la mezcla para evitar que se queme, y luego pon los ingredientes restantes, (excepto el huevo), a la sartén.
  7. Mezcla bien todo y suavemente a fuego lento hasta que todo se derrita.
  8. Cuando la base esté hecha, retírela del horno y déjela a un lado. Pon el huevo a la mezcla de relleno, luego echa el relleno sobre la base y vuelve a poner en el horno (en una bandeja para hornear, en caso de que gotee) durante 25 minutos más aprox.
  9. Cuando esté hecha, la tarta debe estar dorada y bien cuajada, con un ligero movimiento en el medio. Deje enfriar durante al menos 15 minutos, antes de cortar y servir, preferiblemente con crema fresca o helado.