¿Por qué Daniel Radcliffe rompió tantas varitas grabando Harry Potter?

Daniel Radcliffe rompió muchísimas varitas mágicas mientras grababa la saga de películas de Harry Potter, no obstante, todo esto tiene un por qué que hoy conocerás. Daniel Radcliffe pasó de ser un niño desconocido a convertirse en uno de los actores más conocidos del mundo.

Cuando se estrenó Harry Potter allá por el 2001, este conoció a Emma Watson y Rupert Grint, quienes también se convirtieron en grandes estrellas.

Es cierto que Radcliffe ha hecho otros papeles en la gran pantalla, y es muy habitual poder verlo en los teatros, pero para nosotros siempre será “Harry Potter”.

Índice

Pero, ¿Por qué Daniel Radcliffe rompió tantas varitas mágicas?

Tristemente las últimas apariciones del actor que interpretó a Harry Potter han sido para “alejarse” de J.K. Rowling debido a la presión social tachándola de transfobica (ya sabemos que a ciertos colectivos si dices algo que les molesta, automáticamente tienes una fobia contra ellos) aún así, Radcliffe explicó en Hot Ones  (una especie de programa/serie) por qué rompió tantas varitas, cientos de ellas concretamente.

Las varitas las rompí muchas veces ya que me encantaba tamborilear en mis piernas con ellas todo el tiempo. Por lo tanto, cada semana o cada dos semanas, se iban debilitando hasta el punto en que simplemente se rompió. Entonces, le diría que lo siento mucho por el maestro de utilería, y él me miraba como, 'Por favor, deja de tocar la batería con ellas'.

A todo esto hay que sumar la cantidad de rumores de que también rompió más de 100 gafas mientras grababa las películas de Harry Potter. No obstante, esto lo desacreditó, alegando que “No rompí con tanta frecuencia las lentes, bueno, creo que no”.

Algo está claro, y es que aunque ahora sea ya todo un hombre, en su día fue un niño, y es más que normal que actuase como tal. En las grabaciones de cualquier película hay muchas horas donde simplemente estás sentado esperando que te toque grabar una escena.

Y como es normal, Daniel estaría todo el rato con una varita en la mano, por lo tanto.. ¿Qué esperaban de un niño? ¿Qué se quedase quieto? No obstante, nos ha dejado con la duda de si realmente rompió tantas gafas y si es así, el cómo lo hizo.

Subir