Saltar al contenido

Doxy, las hadas de Harry Potter que pueden matarte.

Los seres mágicos de Harry Potter pueden resultar verdaderamente fascinantes, existen tanto bestias y monstruos gigantes, como pequeñas criaturas que normalmente habitan en los bosques donde sobreviven y se desarrollan. En esta ocasión conocerás a una particular criatura que se asemeja a un hada, pero definitivamente no lo es, la Doxy.

¿Qué es una Doxy?

De piel color púrpura y a veces marrón, la Doxy es una especie mágica que nace y habita principalmente en el hemisferio norte, tanto del continente americano como del europeo.

También llamadas hadas moderadoras, estas criaturas aladas de cuatro brazos y cuatro piernas, no tienen nada que ver con las hadas realmente. De hecho, son potencialmente mortales, gracias a sus dos hileras de dientes venenosos.

El Ministerio de Magia las ha clasificado como Bestia XXX.

Descripción física y ciclo de vida

Doxy

Estas criaturas están cubiertas de una capa densa de pelo negro, mientras que sus alas son gruesas, convexas y brillantes, similares a las de un escarabajo.

A simple vista parecen unas muy pequeñas personitas peludas con alas, pero al fijarte bien, notarás su juego adicional de piernas y brazos.

El veneno que inyectan con su mordida, puede resultar mortal si no se ingiere un antídoto de inmediato.

En época de reproducción, las hembras depositan hasta 500 huevos en hoyos que ellas mismas cavan para luego cubrirlos con tierra. Luego de esto, pasarán de dos a tres semanas hasta que nazcan las nuevas crías de doxy.

Usos de las Doxy

Los huevos de esta criatura pueden ser empleados para elaborar una poción de resistencia efectiva, solo se debe tener cuidado con la dosis, pues demasiados huevos pueden requerir de desintoxicación urgente.

En algún momento, Fred y George Weasley, utilizaron su veneno para hacer sus Surtidos Saltaclases que se venden en Sortilegios Weasley.

También son utilizadas en los estudios para fabricar el Doxycida, el cual usan las personas que son atacadas por un gran número de Doxy, llegando a convertirse en una plaga para los hogares.