Hedwig

Hedwig falleció el 27 de Julio de 1997, a pesar de que se le conoce como lechuza, en realidad es un búho de raza nival. La famosa mascota de Harry Potter fue un regalo que recibió de Hagrid, en realidad fue el primer regalo de cumpleaños que Harry Potter recibió.

Además de que esta entregaba el correo de una forma muy eficiente, también fue una gran compañera y amiga de Harry Potter.

Índice

    Biografía de Hedgiw

    Nos tenemos que trasladar al año 1991 cuando Rubeus Hagrid entró a la famosa tienda de mascotas y la compró como regalo a Harry Potter cuando este cumplió 11 años.

    lechuza de harry potter

    Evidentemente, el por aquel entonces pequeño mago estaba más que entusiasmado por tener una mascota. Hedwig no solo fue un regalo, sino que fue el primer regalo de cumpleaños que recibió Harry Potter, es por ello por lo que el cariño que le tenía a Hedwg era alto.

    El nombre de esta lechuza no fue fruto de la casualidad. Harry decidió llamarla por ese nombre después de ver el nombre mencionado en “Historia de la Magia”. Un libro que estuvo leyendo días previos a su entrada a Hogwarts.

    El único amigo que Harry Potter tuvo en Privet Drive fue esta lechuza, la cual le acompañó en sus días de mayor soledad en casa de sus tíos.

    Hedwig En Hogwarts

    A lo largo de su vida, cumplió la función tradicional de un búho entregando el correo para Harry. Pasó su primer año en Hogwarts cumpliendo con su deber al recibir y enviar cartas a Rubeus Hagrid e incluso se las llevó a Charles Weasley en Rumania .

    búho de harry potter

    En el verano de 1992 , volvieron a quedarse en los Dursley en Privet Drive. Vernon Dursley obligó a Harry a encerrar a Hedwig en su jaula, a veces durante semanas para evitar que Harry enviara mensajes a sus "amiguitos extraños". 

    Hedwig comenzó a aburrirse y frustrarse, un sentimiento que Harry reflejaba. Se sintió olvidado por sus amigos y pensó que Hedwig era la única prueba que tenía de que el mundo mágico era real.

    Cuando Ron, Fred y George Weasley llegaron para rescatar a Harry de Privet Drive en el Ford Anglia volador , casi termina olvidándose de Hedwig cuando se subía al auto. 

    Ella lo notó y ululó, despertando a Vernon. Harry tuvo que correr a buscarla y meterla en el auto también. Más tarde la dejó salir, y Hedwig voló detrás del coche hasta La Madriguera .

     En los veranos siguientes, los gritos frustrados de Hedwig convencieron a los Dursley de que permitieran que Harry la dejara volar, con la condición de que no la usara para enviar mensajes. Sin embargo, Harry a veces ignoraba esta instrucción.

    En el verano del año 1993 tardó algo más de tiempo en regresar al número 4 de Privet Drive y fue así por que voló junto a Hermione para conseguir el regalo de cumpleaños para Harry.

    No obstante, en el regreso hacia Privet Drive, se entretuvo ya que tuvo que ayudar a Errol a llegarle el regalo de Ron a Harry. Después de todo esto, regresó junto a Hermione para darle la carta de Harry. Mucho movimiento, ¿Verdad?

    Ella era una lechuza extremadamente inteligente. Tenía la capacidad de saber con gran exactitud a que lugar ir.

    Hedwig se vio limitada en su trabajo como búho nival ya que este tipo de lechuzas no son propias de Gran Bretaña y eso hacía que en la Segunda Guerra Mágica su uso fuese escaso o nulo, ¿Por qué? Bueno... Si los enemigos veían un búho no propio de la zona yendo y viniendo... Llamaría mucho la atención.

    En 1995 , Hedwig fue atacada por los socios de Dolores Umbridge en un esfuerzo por interceptar el correo de Harry, requiriendo que Dobby y el profesor Grubby-Plank la cuidaran hasta que esta recuperara la salud.

    Muerte de Hedwig

    Hedwig y Harry Potter

    Hedwig murió en el año 1997, en la “Batalla de los Siete Potter” mientras iba en la moto voladora de Hagrid con Harry. Fue victima de una maldición imperdonable que se dirigía a Hagrid o Harry. Es decir, murió salvando a un mago. Desde su principio hasta su final, fue un animal fiel y leal.

    Fue una de las muertes que más dolieron a los potterhead. Murió al instante y cayó como si de una muñeca de trapo se tratase.

    Para añadir más drama a la historia, Harry Potter tuvo que destruir el sidecar que contenía el cuerpo ya fallecido de su lechuza para poder frenar a los mortifagos que le perseguían.

    Harry Potter lo pasó tan mal como los potterheads con el asesinato de su amada mascota. Obviamente sus amigos trataron de consolarle y fue Hagrid quien le dijo la frase que más le tranquilizo: “Vivió una gran vida”.

    Y realmente así fue. Hedwig tuvo una bonita vida, fue parte importante de la vida e historia de Harry Potter y en el fondo, su final... Estuvo a la altura de la importancia que ella tuvo.

    ¿Cómo era su personalidad?

    Como hemos mencionado, ella fue una compañera muy inteligente, leal y también cariñosa. Le encantaba mostrar su amor dando pequeños picotazos en las orejas y dedos de Harry.

    Hedwig

    También demostró ser capaz de comprender los deseos y ordenes de Harry Potter. Lo hizo en numerosas ocasiones, por ejemplo cuando pidió que picoteara tanto a Ron como a Hermione para pedirles que estos le escribiesen cartas a Harry Potter.

    Ella tenía una inteligencia muy superior a la mayoría de búhos, al menos en aquellos más inmaduros. Por ejemplo, Pigwidgeon la trataba mal. Pero la lechuza de Harry sabía hacerse respetar.

    Ella era muy inteligente, una vez decidió volar a Francia para llevarle el regalo de cumpleaños número trece de Hermione a Harry mientras estaba de vacaciones. 

    Durante el viaje de Hedwig, Harry se mudó al Caldero Chorreante y ella lo supo, llegando cinco minutos después que él, según el propietario del Caldero, Tom.

     Se encontró más evidencia del ingenio de Hedwig en el hecho de que no necesitaba una dirección específica para entregar mensajes: un nombre solo era suficiente. Además también era una cazadora entusiasta y, cuando era posible, se le permitía volar libre y atrapar comida para ella, como ranas .

    Subir

    Usamos Cookies Más información