Saltar al contenido

Hechizo avifors

En el mundo ficticio creado por J.K. Rowling para Harry Potter y sus amigos, existen un sinfín de hechizos, los cuales los jóvenes aspirantes a magos deben aprender a dominar y utilizar con responsabilidad e inteligencia. Uno de ellos es el hechizo avifors.

Pero estos hechizos no son solo de interés para los personajes de la historia, también lo son para quienes los siguen en el mundo real.

Es por esto que aquí te traigo lo que debes saber sobre un hechizo muy peculiar, el cual tiene un efecto único si es correctamente ejecutado.

¿Qué debes saber del Hechizo avifors?

Este es un hechizo de transformación, básicamente lo que logra este hechizo al decir el conjuro avifors y mover la varita en forma de ocho acostado, es convertir objetos pequeños en aves y algunas veces en murciélagos.

También puede funcionar con ciertos seres humanos, aunque su uso debe tratarse con sumo cuidado. Al activar este hechizo correctamente, se verán unas chispas disparadas de color azul eléctrico desde la punta de la varita de quien lo ejecute.

Hechizo avifors en Hogwarts

avifors

Avifors es un hechizo sumamente importante para los estudiantes de Hogwarts, es una de las transformaciones básicas que les enseñan, pero a la vez les suele ser complicado ejecutarlo.

Muchos no logran hacer el movimiento de varita firme que se necesita, o no tienen la concentración necesaria.

Es común ver cómo los aprendices fallan y consiguen como resultado convertir los objetos en huevos y no la bandada de pájaros azules que se debería observar.

Etimología

El conjuro avifors tiene su origen en la palabra latina Avis, la cual significa literalmente Ave, y de fors, que no es más que un sufijo común utilizados por los hechiceros de Harry Potter para designar la característica de transformación a un conjuro.

Aunque fors es una especie de variación de la palabra latina para “forma”, lo que quiere decir que el hechizo o conjuro significa “forma de ave”.