Saltar al contenido

Caballo Alado, una criatura llena de magia.

Los caballos alados son sencillamente caballos con alas, un caballo alado en el mundo de Harry Potter es conocido bajo el estatus de Bestia, pues son criaturas mágicas que no tienen el conocimiento necesario para entender las leyes de la Comunidad Mágica, dando a entender que no podrán seguirlas ni mucho menos expresar sus opiniones.

Podemos observar un magnifico grupo en la cuarta película “Harry Potter y el cáliz de fuego“, donde tiran del carruaje de Beauxbatons. Estos animales necesitan de un cuidado delicado y por sobre todo, dependerá de la raza de caballo alado.

Razas de Caballo Alado

Según las últimas investigaciones, sólo quedan 4 razas de caballos alados, pero una se encuentra totalmente extinta. Estas son:

caballo alado

Aʙʀᴀxᴀɴ

Su nombre surge de los caballos que acompañaban a Aurora, la diosa romana del amanecer y que resulta equivalente a Eos en la mitología griega. Eran reconocidos por ser extremadamente grandes, lograban alcanzar el tamaño de un elefante. Su tono era palomino, tenían crines y alas totalmente blancas.

Granian

Estos caballos presentan una tonalidad entre gris y blanco, ya que son originarios de los países nórdicos y escandinavos. Por esto mismo, son muy resistentes, tienen un cuerpo esbelto y musculoso.

Solo ellos tienen la capacidad para volar en climas helados.

Aethonan

Es una raza que no presenta ningún peligro, pero son bastante sensibles. Sus tonos son de zaino o castaño con crines negros y son originarios de Gran Bretaña e Irlanda.

Usualmente, esta es la raza que se utiliza para las carreras, pero suelen ser cruzados con granians para mejorar todas sus habilidades.

Como dato curioso, puedo decirte que su nombre proviene de uno de los caballos que tiraban del carruaje de Helios, conocido como el titán del Sol.

Thestral

Esta es considerada como la más rara de las cuatro razas. Tienen un cuerpo esquelético y alas de murciélago, su piel es totalmente negra (sin plumas) y ojos de color blanco. Sólo son visibles para personas que hayan estado cerca de la muerte, y por esa razón, presentan la fama de “mal augurio“.

Son caballos muy inteligentes, pues el trato que tengas con ellos, es el trato que recibirás.