Saltar al contenido

Graphorn, una bestia de Animal Mágico.

Las criaturas de los Animales Fantásticos, pueden llegar a ser muy extrañas por su forma y apariencia, y a su vez, también logran ser imponentes y aterrorizantes. Una de estas bestias, es el Graphorn, que sin duda resulta temible tanto por su apariencia tosca y agresiva, como por el poder que posee. Aquí podrás aprender un poco acerca de sus características y algunos datos de su relevancia en la historia creada de la escritora J.K Rowling.

¿Qué es un Graphorn?

Graphorn

Con apariencia muy poco amigable, el Graphorn es un animal mágico originario de las montañas de Europa, donde tiene la fama de ser agresivo y sumamente peligroso.

Al observarlo, puedes notar que su piel es gruesa, más dura que la de un dragón, y de un color grisáceo son tonos púrpuras. T

Tiene la capacidad de rechazar casi todos los hechizos con su cuerpo fornido en cuatro patas de espalda jorobada. Posee dos cuernos de oro, unos tentáculos alrededor de su boca y una cola larga y fuerte con la que puede causar daño también.

Actualmente, estas criaturas están en peligro de extinción debido a la caza abundante de su especie para obtener sus cuernos, que son utilizados en pociones para antídotos de venenos infrecuentes.

En el alfabeto rúnico, el número 2 es representado por una figura de dos cuernos característicos de un Graphorn.

Su clasificación, según el Ministerio de Magia, es de Bestia XXXX.

Historia

El magizoólogo inglés Newton Scamender, durante su visita a Nueva York en 1926, llevaba el último par de jóvenes Graphorns en su maleta mágica.

En 1927, se avistó a un Graphorn como atracción del circo Arcanus mientras recorría su tour por París, Francia.

Durante el 2020 se reportó haber visto a trolls cabalgando a estas bestias feroces a través de las tierras de Hungría, lo cual es una noticia positiva para la supervivencia de su especie que ha visto una disminución importante en la población.