¿Por qué a Dumbledore le importaban sus ranas de chocolate?

No te pierdas estos tests

Las tarjetas coleccionables que acompañaban a las ranas de chocolate eran del agrado particular de Albus Dumbledore, especialmente las que celebraban su propia figura, y un fascinante postulado del universo de Harry Potter podría iluminar el motivo de este afecto.

Aunque en la narrativa principal de Harry no desempeñaron un rol crítico, estas tarjetas frecuentemente brindaban datos valiosos sobre magos y brujas de renombre. Estos dulces encantados venían estándar con una tarjeta coleccionable, y los jóvenes del mundo de la hechicería a menudo los acumulaban y los intercambiaban, similar a cómo se comercian las tarjetas de béisbol en el mundo muggle.

Parecía que la tarjeta menos escasa entre ellas era la que representaba al ilustre director de Hogwarts, y es posible que Dumbledore haya encontrado en esto una herramienta para avanzar en sus estrategias.

Cuando Harry desempaqueta su primera rana de chocolate, se encuentra con la efigie de Albus Dumbledore. A lo largo de la saga, el joven mago adquirió numerosas tarjetas de personalidades mágicas distinguidas y, con el tiempo, él, Ron y Hermione fueron inmortalizados en estas tarjetas por sus valientes proezas.

Este reconocimiento era considerado una confirmación de su estatus legendario en la comunidad mágica, tanto de sus contemporáneos como de leyendas anteriores.

A pesar de que Dumbledore había sido laureado con tributos mucho más grandiosos, él solía decir jocosamente que el tributo que verdaderamente valoraba era su representación en las tarjetas de ranas de chocolate, y una teoría de Reddit propone una explicación convincente.

Teoria: Dumbledore y su uso estratégico de las tarjetas de ranas de chocolate

Dumbledore poseía una habilidad casi sobrenatural para estar al tanto de los acontecimientos en cada rincón del mundo mágico. Estaba informado de las travesuras de Harry, comprendía a fondo las personalidades de Ron y Hermione, y estaba al corriente de los incidentes en el Ministerio de Magia.

Por que a Dumbledore le importaban sus ranas de chocolate
¿Por qué a Dumbledore le importaban sus ranas de chocolate? 5

Por ejemplo, en «Harry Potter y la Cámara Secreta», Dumbledore sabía con exactitud cómo enviar la carta de Hogwarts a Harry a través de los Weasley, y Arthur incluso comentó: «Ese hombre está siempre un paso adelante».

Excluyendo la Adivinación, una materia que Dumbledore miraba con cierto desdén, parece que la única explicación plausible para su conocimiento sería la existencia de informantes sumamente eficaces.

Una hipótesis planteada en Reddit especula que Dumbledore utilizó las tarjetas de las ranas de chocolate como una red de espionaje. Considerando su popularidad y la frecuencia con la que se encontraban tarjetas de Dumbledore, esta idea podría ser bastante plausible.

El astuto director ya utilizaba los retratos en su despacho de Hogwarts para comunicarse y observar lo que ocurría en otros lugares, así que no sería descabellado asumir que sus réplicas en las tarjetas de ranas de chocolate podrían servirle de forma similar.

Aunque requeriría de cierta maestría en hechizos, para una mente tan prodigiosa como la de Dumbledore, esto no habría representado un desafío insuperable.

Dumbledore temía perder sus tarjetas de ranas de chocolate dedicadas por la Orden del Fénix

Por qué los potterheads quieren una serie de La Orden del Fénix

La preocupación de Dumbledore por mantener sus tarjetas de la Rana de Chocolate, según expresa en «Harry Potter y la Orden del Fénix», podría revelarse como algo más que una peculiaridad si consideramos la teoría antes mencionada.

Despojado de varios reconocimientos por el Ministerio de Magia, Dumbledore restó importancia a estos reveses con su típico humor seco, indicando que su única preocupación era permanecer en las tarjetas de las Ranas de Chocolate.

Esta aparente frivolidad podría ocultar una verdad más profunda: que estas tarjetas eran, de hecho, una herramienta esencial en su arsenal de inteligencia. Durante un periodo en el que su influencia oficial estaba menguando, las tarjetas de Dumbledore podían representar una línea de comunicación vital con el mundo mágico.

Si, por ejemplo, el Ministro de Magia tuviera una tarjeta de Dumbledore entre sus posesiones, podría ser que el director de Hogwarts tuviera acceso a información privilegiada sobre los manejos internos del gobierno respecto al resurgimiento de Voldemort.

Así, el deseo de Dumbledore de retener su lugar en las tarjetas de las Ranas de Chocolate cobra un nuevo significado, destacando su preferencia por este reconocimiento aparentemente trivial sobre otros más ostentosos.

La observación de Ron en ‘La Piedra Filosofal’ refuerza la teoría

Ronald Weasley se salto su septimo ano en Hogwarts despues de Harry Potter
¿Por qué a Dumbledore le importaban sus ranas de chocolate? 6

La mecánica de cómo Dumbledore podría utilizar las tarjetas de las Ranas de Chocolate para reunir información es una cuestión más compleja. Esta teoría presupone que las imágenes en las tarjetas pueden moverse libremente entre ellas, dispersas por todo el mundo mágico.

La reacción de Ron en «Harry Potter y la Piedra Filosofal» cuando la imagen de Dumbledore abandona su tarjeta sugiere precisamente esto. Su comentario de «Bueno, no puedes esperar que se quede todo el día, ¿verdad?» implica la existencia de unas pocas representaciones autónomas de Dumbledore que podrían moverse de tarjeta en tarjeta.

«Harry Potter y las Reliquias de la Muerte» profundiza en esta posibilidad al revelar que las figuras de los retratos pueden viajar entre otros retratos del mismo sujeto, sin importar la distancia.

Esto se ilustra cuando Harry, Ron y Hermione sustraen el retrato de Phineas Nigellus Black de la casa de Grimmauld Place con la esperanza de que les proporcione información sobre las acciones de Snape en Hogwarts, aprovechando su presencia en ambos lugares.

De la misma manera, Snape utilizó el retrato para mantener vigilancia sobre Harry. Si las tarjetas de las Ranas de Chocolate compartieran esta capacidad de movimiento y comunicación, la teoría sugerida podría ser no solo plausible, sino completamente coherente con el mundo mágico establecido por J.K. Rowling.

Interrogantes sobre la teoría de las tarjetas de ranas de chocolate de Dumbledore

Las 10 frases mas sabias de Albus Dumbledore
¿Por qué a Dumbledore le importaban sus ranas de chocolate? 7

La hipótesis de que Dumbledore podría haber empleado las tarjetas de las Ranas de Chocolate como una red de espionaje no está exenta de inconvenientes. Un argumento en contra es la ausencia de sospechas previas sobre la naturaleza de estas tarjetas si su funcionamiento fuera análogo al de los retratos mágicos conocidos.

Si las tarjetas tuvieran la capacidad de actuar como agentes observadores, cualquier mago con secretos optaría por abstenerse de coleccionarlas, y sería lógico que la compañía fabricante hubiera implementado salvaguardas para asegurar la privacidad de sus clientes.

Es posible que las figuras en las tarjetas, a diferencia de los retratos de los directores de Hogwarts, solo posean una inteligencia limitada, incapaz de comunicar más que unas pocas frases predeterminadas, a menos que la magia de Dumbledore haya alterado esta función.

Otro punto controvertido es la implicación de que Dumbledore hubiera actuado de manera éticamente dudosa. Utilizar sus tarjetas de la Rana de Chocolate para recopilar información constituiría una grave invasión de la privacidad, incluso para alguien con la moral flexible de Dumbledore.

Esto sería aún más problemático considerando que los principales coleccionistas de estas tarjetas suelen ser niños. La revelación de que el director de Hogwarts espiaba a través de los juguetes de los estudiantes provocaría, sin duda, un escándalo mayúsculo.

A pesar de que Dumbledore ha demostrado en ocasiones una interpretación bastante liberal de la ética, tal comportamiento podría considerarse extremadamente inapropiado, incluso para él, poniendo en cuestión si esta teoría de Harry Potter se alinea realmente con su carácter.