Saltar al contenido

Hechizo repelente de arañas

A medida que exploras el mundo mágico de Harry Potter y te encuentras con cada vez más detalles, te puedes dar cuenta de lo complejo y fascinante que puede ser. Unas de sus curiosidades más revisadas por los fanáticos de la saga de J.K. Rowling, son los hechizos, destacando sus características de uso e importancia dentro de la historia. En esta ocasión conocerás el Hechizo repelente de arañas, del cual, gracias a su nombre, te puedes dar una idea de qué se trata y qué efecto tiene.

Hechizo repelente de arañas en Harry Potter

En la película de “Harry Potter y la cámara secreta”, se ve en una escena cómo Harry le explica a su amigo Ron el uso del Hechizo repelente de arañas mientras ambos huyen de acromántulas que los persiguen.

Harry explica que el hechizo consiste en lograr un destello de luz blanca en la punta de la varita para así ahuyentar a cualquier acromántula o araña.

Precauciones

Hechizo repelente de arañas

Este hechizo resulta muy efectivo para hacer salir disparadas a las arañas, pero si el disparo de luz no es preciso, puede ser realmente peligroso para los humanos; incluso es posible ver cómo si choca contra algo duro como una pared o una roca, deja una importante marca negra que parece ser una quemadura.

En la película se ve cómo en una ocasión este destello de luz blanca alcanza a Ron Weasly y aunque no le acuso un efecto, sí lo hizo volar hacia atrás un par de metros.

Etimología del conjuro

La frase a decir para lograr realizar el hechizo es: Arania exumai. Arania hace referencia a la palabra latina araneus que significa araña. Mientras que Exumai proviene de exu que significa “dejar a un lado”. Por lo que el conjuro se traduce literalmente como “dejar a un lado la araña”. Un nombre un poco suave para algo que literalmente las manda a volar muy lejos.