Saltar al contenido

Ridgeback noruego, un Dragón Vikingo.

El Ridgeback noruego es una especie de dragón nativo de Noruega .Podemos encontrar su hábitat típico son las montañas del norte de Europa. Tiene un gran parecido físico al Colacuerno Húngaro  exceptuando las crestas negras que le sobresalen por su espalda. Además su actitud es menos agresiva que la del dragón húngaro, a pesar de ser agresivo, no tiene ni de cerca la agresividad que el húngaro.

En sus colmillos podemos encontrar algo peculiar, ya que son venenosos, como si una mordida de dragón no fuese eficaz… Además les encanta todo tipo de mamíferos, incluidos los que hay debajo del agua. Una de sus características más llamativas es la capacidad que tienen de disparar una llama de fuego, ya que a los 3 meses ya pueden hacerlo.

Historia del Ridgeback noruego en Harry Potter

Ridgeback noruego

Nos tenemos que trasladar hasta 1802 para encontrar las primeras evidencias de este dragón noruego, donde un dragón noruego se llevó una cría de ballena en las costas noruegas.

En 1991 Hagrid recibió un huevo de Ridgeback de un extraño encapuchado en un conocido pub inglés. Después de que Hagrid incubó a este dragón, le puso el nombre de Norbert. Intentó criarlo con la ayuda de Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley.

No obstante este dragón fue descubierto y tuvo que entregarlo a Charlie Weasley el cual llevó al dragón a vivir con otros dragones, en Rumanía.

En 1997, es cuando se descubrió que Norbert era un dragón hembra. Por lo que se le cambió el nombre a Norbeta.

Además, el Ridgeback noruego es un juego de palabras debido a que proviene del nombre de un perro de caza africano que se utiliza para cazar leones.

Sin duda alguna es un dragón muy interesante, a pesar de no ser el más poderoso, como todo dragón, merece respeto y admiración. ¿No crees?