Saltar al contenido

Hipogrifo. ¿Conoces todo de esta mezcla de águila y caballo?

La fauna en el mundo de Harry Potter puede tener algunas de las criaturas mágicas más impresionantes y maravillosas, tanto por sus aspectos como por sus habilidades. Sin duda, uno de los Animales Fantásticos más reconocibles es el Hipogrifo, que en el universo creado por la escritora J.K Rowling, tienen sus propias características de personalidad, así como un simbolismo y significado particular para los personajes del resto de la saga.

De este majestuoso ser híbrido te hablaré en esta oportunidad, mencionando sus rasgos más distintivos y su papel en el mundo mágico de Harry.

¿Qué es un hipogrifo?

Nativo de Europa, el hipogrifo es un ser mágico cuya apariencia es la de un híbrido, entre un águila gigante y un caballo.

Buckbeak

La cabeza y las patas delanteras son semejantes a las de un águila arpía, así como sus alas, mientras que las patas traseras y la cola son las de un caballo.

Se le suele confundir con un grifo, otra criatura mágica que resulta de la mezcla entre un águila gigante y un león, en vez de un caballo. El prefijo “hipo” en “hipogrifo” hace referencia al caballo.

El criar y domesticar hipogrifos para que sean elegantes, es una carrera bien establecida dentro de la magia.

La relevancia de esta práctica es tal que existen criadores reconocidos a los que acuden quienes desean poseer un hipogrifo de buena salud y buen comportamiento; uno de ellos es la madre del magizoólogo Newton Scamander.

La imagen de estos majestuosos seres suele ser utilizada en calendarios.

Una de las particularidades más curiosas y relevantes del hipogrifo, es el hecho de que son unas de las pocas formas corpóreas del encantamiento Patronus.

Descripción física

Si ves a un hipogrifo seguro notarás su gran pico grisáceo brillante y sus grandes ojos de un color usualmente naranja, aunque se han visto de otros colores. Sus patas delanteras están equipadas con unas enormes garras capaces de medir hasta 15 cm de largo, definitivamente son algo de lo que cuidarse.

Este animal ha sido avistado con colores como el gris fuerte, bronce, castaño brillante, negro neto y algunos otros en combinaciones de tonos deleitantes.

Su comportamiento

Como animales salvajes, son extremadamente peligrosos mientras intentan saciar su hambre por medio de su dieta carnívora.

Mientras que como animales domesticados pueden ser muy dóciles y obedientes, esta práctica de entrenamiento solo la puede realizar un mago o bruja con el suficiente entrenamiento; en manos de un principiante esto puede acabar en resultados catastróficos y fatales.

Hipogrifo vs malfoy

Un hipogrifo suele alimentarse con insectos, pájaros, y mamíferos pequeños como los hurones. Inclusive, se les ha observado escarbando en el suelo en busca de gusanos para comer en situaciones en que el alimento es escaso o de difícil acceso.

Al reproducirse, estos seres alados siguen un protocolo en el que construyen un nido acorde a su tamaño, es decir, gigante, para poner un único huevo que resulta ser algo frágil.

Pero esta fragilidad no significa un problema a largo plazo para el hipogrifo que cuida de su cría antes de nacer, ya que esta sale del cascarón luego de haber pasado tan solo 24 horas luego de su postura.

El hipogrifo en su etapa de infante, logra hacer su primer despegue del suelo para el vuelo luego de pasada una semana después de su nacimiento.

Aunque deberán pasar muchos meses para que el joven hipogrifo sea lo suficientemente fuerte y cuente con la suficiente práctica como para acompañar a sus padres en alguno de sus largos viajes por los aires de Europa.

¿Cómo interactuar con un hipogrifo?

Hipogrifo Harry Potter

Si tienes pensado alguna vez acercarte a un hipogrifo para interactuar con él de cierta forma, debes tener en cuenta unas cuantas normas que forman una especie de estructura protocolar para evitar los peligro que representa un hipogrifo agresivo o que se sienta amenazado u ofendido.

Estos seres pueden ser muy orgullosos, por lo que es importante que intentes mantener una actitud que demuestre respeto y admiración ante ellos.

Lo que debes hacer es inclinarte en su presencia y mantener esa posición hasta que él también lo haga en señal de aceptación, solo entonces podrás acercarte un poco más hacia esta bestia de clasificación XXXX.

Otro factor importante es el contacto visual, debes mantenerlo en todo momento sin siquiera pestañear, eso le transmitirá confianza al animal, si no, sentirá que no quieres que te vea para acercarte de forma maliciosa.

Una regla general para hacer cualquier tipo de contacto con un hipogrifo, es que debes permitir que este realice el primer movimiento, tú solo podrás presentar en forma de invitación al contacto o acercamiento y deberás aguardar a que el animal responda.

Nunca intentes moverte primero y mucho menos de forma rápida o brusca, esto podría ofenderlo o hacer sentirse amenazado y su respuesta natural será atacar.

En la mayoría de los casos, solo los expertos logran apreciar bien de cerca a estas bestias voladoras.

Lealtad del hipogrifo

Hipogrifos Harry Potter

A pesar de ser sumamente orgullosos, los hipogrifos son seres capaces de desarrollar una lealtad feroz, convirtiéndose en grandes protectores de aquello quienes han logrado la dicha de ganarse su confianza.

Esto es algo que ha quedado claramente demostrado por el famoso personaje Buckbeak, el cual es un hipogrifo que en un par de ocasiones ha protegido a Harry Potter con gran ímpetu.

Una vez atacó a Severus Snape para defender al joven mago durante la batalla de la Torre de Astronomía, y en otra oportunidad lideró el ataque de los Thestrals de Hogwarts en contra de los gigantes de Voldemort durante la épica batalla de Hogwarts.

Hipogrifos en el mundo mágico

Aquí sabrás todo acerca de los hipogrifos en sus vidas dentro del mundo mágico, considerando principalmente su relación con los muggles y su impacto para el Colegio Hogwarts y quienes habitan en él.

Protección para muggles

Existen un par de normas que pretenden garantizar la protección de estos seres mágicos ante cualquier peligro que pudiera representar tener contacto con una persona ajena a la magia o también conocida como muggle.

La primera indica que todos los propietarios de hipogrifos deberán protegerlo con un encantamiento desilusionador y así eliminar la posibilidad de que los muggles puedan verlos; esto lo que busca es evitar que seres no mágicos, ya sea por miedo o curiosidad, tomen la decisión de acercarse a las bestias aladas con intenciones que podrían representar algún daño físico.

Por otro lado, la siguiente norma establece que utilizar el vuelo de los grifos para el transporte personal queda estrictamente prohibido y el incumplimiento de ella será castigado según lo indique el Estatuto Internacional del Secreto.

Hipogrifos en Hogwarts

En el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería se mantiene una manada de hipogrifos, los cuales se conocen por haber sido utilizados en la primera clase de Cuidado de Criaturas Mágicas impartida por Rubeus Hagrid en 1993.

Hipogrifos volando

Como parte de esta manada de hipogrifos, se encontraba el ya mencionado personaje, Buckbeak; durante su estadía en Hogwarts tuvo varios encuentros con el intrépido trío de Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasly.

Vivió con Rubeus y algunos otros hipogrifos, pero luego, lamentablemente fue condenado a muerte por ser provocado intencionalmente por Draco Malfoy para que lo atacara.

El Comité de Exterminación de Criaturas Peligrosas fue el encargado de sentenciarlo ante este acto, pero la realidad es que muchos de los miembros del comité fueron amenazados con antelación por Lucius Malfoy, el padre de Draco, para que tomaran esta drástica medida fatal.

Gracias a la ayuda de Harry y Hermione con su giratiempo, en 1994 Buckbeak logró escapar de la ejecución y quedó bajo el cuidado de Sirius Black.

El hipogrifo vivió con Sirius mientras se encontraba huyendo del año escolar comprendido entre 1994 y 1995; luego de ello, Sirius mantuvo al animal alado en la habitación de su madre durante la época en la que se escondía en el número 12 de Grimmauld Place.

Por voluntad de Sirius, luego de su muerte, Buckbeak se convirtió en propiedad de Harry Potter, pero a pesar de ello, Harry le permitió al hipogrifo vivir con quien lo cuidó en un principio, Hagrid. Durante este tiempo participó en dos de las batallas de la Segunda Guerra Mágica, con un papel importante en la Batalla de Hogwarts.

Otras apariciones de hipogrifos

cachorro de hipogrifo

Los hipogrifos han tenido gran relevancia dentro de la cultura del mundo mágico. De tal manera que, en 1986, Las Brujas de Macbeth cantaron como canción debut “El baile del hipogrifo”, una canción que se volvió muy popular en el Baile de Navidad de Hogwarts de 1994.

Sirius Black también tenía a los hipogrifos presentes en forma de canción. En la navidad de 1995, constantemente cantaba el villancico llamado “Hacía Belén va un hipogrifo”.

También, en el Circo Arcanus, un hipogrifo era parte de la atracción.

Ya en el siglo XXI, desde los más jóvenes hasta los más viejos hipogrifos, fueron rescatados por miembros voluntarios de las Fuerzas Especiales de Estatuto Internacional del Secreto, luego de haber resultado afectados durante la Calamidad.